Fiestas

LA FIESTA DE LOS MUERTOS

La fiesta del día de Muertos nunca había estado tan cargada de emoción para mí como en este año. Me apunté a la comisión de fiestas del colegio con ganas de compartir y de conocer a más familias ya que este es nuestro primer año en el colegio. La comisión de fiestas comenzó a trabajar en la organización a mediados de octubre. Entre todas nos dimos consejos sobre las formas de hacer los adornos. Muchas de las personas que participaron compartían sus trabajos,  y el resultado era una maravilla. A nosotros en casa nos cayó el sudor haciendo flores de papel que finalmente no quedaron tan mal… Poco a poco iba estando todo preparado, las personas para organizar la compra de las magdalenas y los zumos, las personas para decorar…

 

La lluvia no quiso perderse el día así que dijo que nos visitaría, para acogerla tuvimos que poner en marcha el plan b: adornar el gimnasio. El martes 30 por la tarde pasamos a por los adornos que estaban en el local del AMPA. Adornos preciosos que habían sobrevivido a otros años también se unieron, era su día  de nuevo; esqueletos, calaveras, flores… Junto a ellos todos los adornos nuevos que habíamos hecho. El miércoles por la mañana montamos el resto, el altar, un altar muy colorido y hermoso. Sobre él nos enseñaron el sentido de tener en el altar agua, comida, dulces típicos, las fotos de tus seres queridos que ya no están. Recordar a los nuestros con el corazón y la mente llenos de amor y fiesta. La importancia de venir del más allá a través del recuerdo de los que no te olvidan.

Desde la comisión de biblioteca nos pareció bien realizar un cuentacuentos. Cata, siempre al quite con los libros infantiles,  trajo a una reunión el maravilloso Chumba la cachumba con su CD y todo. Nos gustó la idea de leer y bailar el cuento con los peques. Victoria y yo ensayamos algunos pasos, algunas ideas para hacerlo divertido mientras dábamos las últimas pinceladas a los adornos… Se acercaba la hora y los primeros fueron entrando en el gimnasio.  Algunas de esas pequeñas personitas pusieron un poco cara de susto y sin saber muy bien qué hacer nos siguieron con la lectura y la danza. Los zumos y las magdalenas endulzaron los sustos y las sonrisas se movían en sus caritas.

Qué bien festejar El día de Muertos en el cole con lxs peques acompañada de madres muy molonas!! Y qué bonito el altar para recordar a los que ya no están. He aprendido mucho sobre ese recuerdo tan necesario a lxs  nuestrxs.

Autora: Carmen Blasco

CEIP Mèjico.