1ª salida del grupo de minimontañeros

El 15 de diciembre de 2019 iniciamos las actividades de la comisión de minimontañeros del AMPA del CEIP Méjico. El lugar escogido fue el Bosque Finlandés, paraje natural de gran valor paisajístico ubicado en el Valle del Paular. Se realizó una ruta circular de 3,8 km de dificultad baja.

Foto 1

Tras los 15 minutos de cortesía iniciamos la ruta saliendo del parking del Monasterio del Paular. Antes de cruzar el Puente del Perdón nos detuvimos para contemplar un rebaño de ovejas negras justo al lado del centro de educación ambiental valle del paular. Tras cruzar el puente continuamos recto por un camino hasta la primera desviación. Giramos a la izquierda y tomamos un sendero. Por el sendero pudimos reconocer robles y otros arbustos y los peques aprovecharon para poner a prueba sus botas impermeables en los numerosos charcos. Al final del sendero había diversas opciones y siguiendo el track tomamos el camino que bajaba a la izquierda y bordeaba una finca con varios edificios. Tras la bajada, los peques estuvieron practicando su puntería con una zapatilla que se encontraba medio sumergida en una charca. Cuando el tamaño de las piedras lanzadas alcanzó su máximo esplendor los animamos a continuar con nuestra ruta.

Foto 2

Dejando a la derecha un puente sobre un arroyo continuamos unos metros hasta una puerta, accesible únicamente bajo contraseña. Tras descubrir la contraseña establecida cruzamos la puerta y llegamos a la “zona de saunas”. Esta vez nuestros peques se entretuvieron con la práctica de la pesca en la modalidad de rama libre y aprovechamos para hacer alguna foto de grupo.

Unos metros más adelante, a la derecha, sale el camino que da acceso al lago. Un precioso lago artificial con un embarcadero y una caseta de madera en la que aprovechamos para hacer un pequeño parón mientras los peques continuaban jugando y disfrutando.

Foto 4

Por unanimidad decidimos bordear el lago aún cuando el camino no parecía claro. Cual fue nuestra sorpresa cuando, al fondo, detrás del lago, encontramos un refugio hecho con troncos y ramas. Conjeturamos un rato sobre si la construcción la habían hecho unos indios o bien los elfos del bosque pero no llegamos a ninguna conclusión. Pasado un rato continuamos bordeando el lago y salimos de nuevo a la ruta principal.

Foto 7

Foto 8

Al poco de seguir la ruta nuestros minimontañeros descubrieron otro lugar singular: una especie de consejo del bosque formado por varios asientos esculpidos en la madera rodeando un auténtico trono realizado en el tronco de un árbol de gran porte. Aprovechando el descubrimiento, nos sentamos a reponer fuerzas e hidratarnos un poco, aunque nuestros peques pronto comenzaron a explorar los alrededores y subieron a un alto desde donde se divisaba y controlaba perfectamente el consejo del bosque. Llevábamos unas 2 horas y media de ruta y el final estaba cerca. La recta final la afrontamos gracias al sol que nos calentaba y en menos de lo que canta un gallo estábamos de nuevo en el puente donde se inició nuestra ruta.

Foto 6

En conclusión, los minimontañeros disfrutaron de lo lindo en un entorno natural, respirando aire de calidad y, dejando volar su imaginación terminaron la ruta como unos auténticos jabatos.